Erggos, el mejor gym y un reto.

Espero asomaros,aunque tarde, a este precioso reto solidario.

Jesús va a pedalear 24 horas por los demás¡¡¡

Solo cuatro descansos de diez minutos, miedo me da...

En fin, desde mi más que humilde blog no creo que llegue a mucha gente,pero que menos que intentar dar a conocer este intento tan duro de ayuda a otros.

Enhorabuena a Jesús, es un crack.

Mi Costillo cumple 50

Posee los ojos más bellos que yo pueda recordar.

Le ha tocado vivir su vida en un entorno del siglo pasado, con muchas carencias y también muchos aciertos.

Su madre no era su madre, era su tía la que ejercía como tal...pero tuvieron que separarse.
En la distancia, su tía le mandaba paquetes de libros, ella que apenas sabía leer.
Y ese niño, enfermo, tartamudo, aislado del mundo, se llenaba de vida con los libros que ella, llena de amor y de confianza en él, le enviaba.

Era el mismo niño que es ahora, contempla el mundo desde su ángulo de confianza extrema en el ser humano, en cada ser humano con el que contacta, jamás es prejuicioso..espero contagiarme...y cura, salva vidas...remite dolores...investiga a fondo..

Está enamorado de sus hijos, habitualmente es un señor sentado en un sillón quenoseenteradenada..pero si surge algo, está. Les da su espacio, moriría o mataría por ellos.

Es un artista, el, que no aprobaba la asignatura de dibujo, ha logrado pintar como nadie, a rotulador, sin bocetos, su obra es impresionante.

Tuve la suerte de encontrarme con él hace más de treinta años y, con las dificultades propias de tan largo lapso, disfrutar y celebrar que hoy es su cumpleaños, su 50 cumpleaños.


Felicidades, Costillo, Juan, Juanito,Chelsea, prenda, cielo y otras cosas que no es plan de contar ..

(Va por tí, que ya sabes que corte me dan estas cosas)

Ley de Menores y algunas consecuencias...

Me resulta imposible mantenerme impasible ante todo lo que está generando el desdichado caso de Marta del Castillo, en el que no paran de salir a flote las terribles consecuencias de una nefasta legislación sobre menores acunada en la LOGSE y demás.
Quizás el tremendo dolor de esta familia al final sirva para comenzar a enmendar errores sobre este tema que afectan a muchos más casos, no por menos mediáticos, menos importantes.

Caso Marta: cobrar por mentir.
ANTONIO BURGOS Sábado, 18-04-09
La realidad del Caso Marta del Castillo es tan horrible que si fuese el capítulo de una serie policíaca de televisión, era para cambiar de canal en cuanto que sale, otra vez, uf, qué asco, la repugnante y desagradable escena de la máquina como de guerra de las galaxias escarbando en el vertedero en busca del cadáver, mientras revolotea una bandada de pajarracos blancos, a modo de buitres del desierto o de cuervos ansiosos de carnaza. No son los únicos pajarracos que revolotean en torno al cadáver de la pobre Marta. Las televisiones han ido de cuervos, de buitres asquerosos, removiendo basuras en la absoluta ausencia de principios de un niñaterío que es símbolo de los degradados productos que elabora nuestro progresista sistema educativo y de esta sociedad amoral falta de cualquier código de valores, donde todo vale.
En todo este triste asunto, donde se ven a diario los costurones abiertos del fracaso del aparato del Estado y de la quiebra del garantismo que impusieron los progres de arte y ensayo, se escuchan pocas voces juiciosas. Todo es circo mediático, todo es «conectamos con Sevilla para ofrecerles la última hora sobre Marta». Con la tenacidad isidoriana de la gota de agua sobre la piedra, sólo la serenidad, sensatez y cordura del padre de la víctima, de Antonio del Castillo va poniendo lógica y ponderación en lo que unas veces parece tragedia griega, otras sainete, otras película de Torrente. Sin perder nunca ni los nervios, ni la compostura, ni las formas, el padre de Marta va adelantando las obviedad que los que debieran hacerlo se resisten a admitir. Antonio del Castillo, será por la cervantina fuerza de la sangre, va casi siempre por delante de la Policía y de la Justicia. El dolor debe de dar esa capacidad de intuición. Dolor a dolor, Antonio del Castillo ha conseguido que lo creamos más que al más autorizado de los portavoces.
Y ahora, cuando el circo judicial ha superado al mediático, que ya es decir, y la Fiscalía, en vez de empitonar a Rocío, la novia de Miguel Carcaño, confeso autor del crimen, la niñata que se paseó por los platós con su mamaíta de la mano para difundir versiones interesadas del suceso, va y le quiere meter un cuerno a las televisiones que le pagaron, por la monserga de la protección de menores. Piden que a la niñata le pongan 100.000 euros a plazo fijo, por los daños que le causaron cuando su mamaíta la placeó por los platós de peaje. En ese caso, ¿por qué no hay que indemnizar también a la mamaíta, como cooperadora necesaria para el lamentable sainete? Sainete judicial en el que sólo la sensata voz de Antonio del Castillo ha puesto las únicas palabras de cordura en este campeonato de despropósitos: «A la novia de Miguel la están gratificando por mentir. Si se paga a Rocío, también habría que indemnizar a todas las niñas que salen en el programa de Juan y Medio y a los amigos de mi hija».
¡Bingo! Continuamos para línea. Vamos a quitarnos las caretas sobre el garantismo de la protección de menores en las televisiones. Más que indemnizar a la novia de Miguel, que insisto que ya cobró su morterada, la Fiscalía tenía que haber empitonado a su madre, por haberla paseado por las televisiones. Si esto no es abuso de menores, que venga Dios y lo vea. Como no me quita nadie de la cabeza el argumento de oro que ha dado Antonio del Castillo: y a esos pobres niños que sus padres llevan a las televisiones como monitos amaestrados, para que canten, bailen, respondan a entrevistas, entrevisten a famosos y hagan teatrillos lamentables con Juan y Medio o con Bertín Osborne, ¿no hay que indemnizarlos por abuso de menores?
Como cuando saca los pliegos pidiendo la cadena perpetua, cada vez que oigo la sensatez del padre de Marta en todo este circo digo lo mismo: ¿Dónde hay que firmar, don Antonio?

Los niños con los niños....

..y las niñas con las niñas.

Cada vez que oía esta frase me rechinaba el cuerpo entero, la mente explotaba.
Y la escuché cientos de miles de veces, en boca de profesores, de familiares, de mis propios padres, y me producía una revolución interna de absoluto rechazo.

Sentía que ellos no sabían, no se habían enterado, que yo no era menos que un varón ¿cómo no se daban cuenta? ¿porqué eran tan injustos?
En mis razonamientos de niña de menos de 10 años, se me antojaba cruel que yo tuviera que dejar de estudiar para poner la mesa mientras mis hermanos veían la tele con mi padre. Algo no me cuadraba, en éste y más ejemplos que obvio por repetitivos.

Desde los 5 a los 10 años estuve en un colegio público mixto. Mixto porque niños y niñas compartían el recreo, nada más. Y esos niños eran mi pesadilla, que llegaban arrasando a destrozar las tiendecitas que las niñas montábamos para jugar por el mero gusto de llamar la atención, digo yo que sería por eso.
Aprendí a pararles en seco, les decía muy rápido, alto y compungida:" esperaesperaespera¡¡¡ ¿yo te he hecho algo malo a tí?? pues entonces...no me hagas nada a mí..." Se daban la vuelta desarmados, yo conservaba mi tienda de hojas de eucalipto, flores, peristilos, papel de estraza y cabezas de bellota..

Me ha tocado vivir dos mundos, o tres, el machista, el feminista y el que ahora domino, el igualitarista, en el que creo.

En mi infancia-juventud, machismo puro y duro. Recuerdo cómo me sentía de mal en clase de Derecho Penal, por ejemplo, cuando tenía que estudiar para examinarme y dar como bueno que en el delito de violación cabía "el perdón de la ofendida". Es denigrante hasta decir basta.
En la España de los 80 una mujer podía ser violada y el delito sólo se perseguía a instancia de parte, no de oficio y, encima, ¡¡¡podías perdonar al ofensor¡¡¡¡

Pero aún más denigrante era tomar apuntes en los que tu misma te reconocias como incapaz de obrar a efectos legales, es decir, tomaba apuntes sobre que la mujer no podía actuar legalmente en ningún asunto sin la autorización o participación del padre o marido. Las mujeres estábamos al mismo nivel de capacidad legal que los menores, los discapacitados, las personas con problemas mentales o los afectos de prodigalidad...manda oeufff¡¡¡¡

Afortunadamente eso pasó a la historia, y no hace tanto, 20 años más o menos.

Como es bastante previsible y dadas las circunstancias, me volví al extremo feminista sin saber cuanto daño me podía hacer.

Supongo que sería una evolución lógica dadas las circunstancias y, ahora que lo tengo más que superado, me alegro de lo aprendido.
Pero fuí una huraña feminista (los istas y los ismos tienen muuucho peligro por ser extremos de la realidad) que el tiempo y la experiencia ha calmado y he preferido poner a mi favor mi sentido común antes que las revanchas, los miedos o cualquier otra cosa que me aparte de una visión objetiva y equitativa de la realidad entre hombres y mujeres, partiendo de la base de que ambos somos seres humanos igualmente válidos independientemente de nuestras diferencias de sexo.

Dados estos antecedentes, me encantó que mi primera hija acudiera a un colegio mixto, me parecía la opción más natural.

Doce años después, creo que me equivoqué.
No se trata de que haya sido una mala experiencia, en absoluto, se trata de que ha sido un lastre evidente.
El curso pasado, una de mis hijas lo vivió sólo con niñas (por puro azar) y ¡estaban todos encantados¡¡
Profesores y alumnas se mostraban completamente a gusto, era el curso preferido por todos, según tengo entendido.

Y eso me dió que pensar junto con la experiencia que me narraban mis hijos, los hijos de mis amigas, etc, lo que iba leyendo...algo fallaba.

Mi teoría (pobre de mí, sin datos ni estadísticas, es solo mi impresión) es que la educación dió un salto de gigante al aplicarse de forma generalizada y obligatoria. Era un paso necesario, desde que los monjes de la Edad Media detentaban el poder del conocimiento, las bibliotecas, los escribas, llegar a dar conocimiento a todos, al pueblo, fué un avance imparable y necesario.

Sin embargo, nos hemos estancado, se sigue dando educación sin discriminar...positivamente.
Tenemos un sistema educativo que nos aborrega, que hunde al que vale y que palia al que no vale. Y no tenemos una sociedad lo suficientemente generosa como para reconocer que este vale para esto y este no.
De modo que hundimos a los genios y hacemos perder el tiempo a los que no lo son (lease que hay todo tipo de terminos medios)

(UFF, que largo me está quedando esto, y aún tengo mil cosas en mente...disculpadme...)

Y llegando a este punto, en conversaciones en familia, yo proponía un sistema educativo en el que se pudiera elegir clases mixtas o no, y en el que se pudieran organizar la enseñanza en base a la capacidad de cada alumno.

Me parece absurdo, a estas alturas, mezclar niños y niñas, inteligencias diferentes ¿para qué?

Y surgió, en el blog de Juan, con unas reflexiones muy intereantes, unos comentarios de Rogorn imperdibles, os lo recomiendo encarecidamente, sobre el sistema educativo inglés, es alucinante.
Es más, me pregunto cómo no sabía nada de nada al respecto...

Conclusión: nos espera una etapa de perseguir cambios educativos, en donde nadie se avergüence de ser más listo o más torpe, en donde se asuma con naturalidad la capacidad de cada cual y la orientación sexual de cada persona, que aprovechemos las ciencias psicolo-pedagógicas, que se pueda exigir más preparación a los padres, que no es tan difícil..una etapa de ilusión por avanzar, tenemos más medios que nunca¡¡

Aprovechemos¡¡

B. se ha ido.

Cuando alguien se marcha si avisar con sólo 17 años, el dolor que se instala entre los que la quisieron es devastador.

Conocí a B. hace 12 años, como al resto de compañeros de colegio de mi hija. Inmediatamente me llamó la atención, en mi mente era "la niña de azul", por ese color de labios que indicaba que su corazón no la oxigenaba.

Sentía miedo, a cada vuelta del verano la buscaba con la mirada hasta descubrir, alivida, que allí estaba.

Preguntaba a mi hija por ella con frecuencia de modo que me hice una idea aproximada de que hacía una vida bastante normal, todos la trataban como a una más.

No la llegué a tratar mucho, pero para mí fué un privilegio compartir con ella una excursión, hace ya muchos años, a la que fuí para ayudar a la profesora.
Había que caminar mucho, y ella se quedaba bastante rezagada, era muy pequéñita, muy frágil, pero me dió la mano y no paramos de hablar durante todo el camino, mirándonos a los ojos. Y no es la primera vez que rescato ese recuerdo ni será la última.

Hace unos días mi hija vino con su cara de "estoyinmensamentecontenta" a contarme que B. estaba en casa para protegerse de posibles infecciones porque ¡estaba en la lista de transplantes¡¡ Literalmente, saltamos las dos....que ilusa fuí.
No supe ver a tiempo que eso significaba que todas las alarmas se habían disparado, ni tampoco poner en guardia a mi hija.

De modo que hoy, cuando te has ido, B., ha sido un inesperado mazazo para todos. No sé si alguna vez hubieras podido imaginar que tu marcha hubiera supuesto tanto dolor para tantos amigos, compañeros, profesores,Tomateatro en pleno y madres que te seguían de lejos....

Donde quiera que estés, B., un enorme beso.

Cadena perpetua.

Me ha parecido que en esta ocasión el Editorial de "El mundo" me ha leído el pensamiento, y supongo que a muchos más.

La Constitución sí admite la cadena perpetua25.02.2009 Opine

"ZAPATERO recibió ayer a Antonio del Castillo, padre de Marta, la adolescente desaparecida en Sevilla y cuya muerte fue causada presuntamente por su ex novio. El progenitor de la joven pidió a Zapatero la implantación de la cadena perpetua y el cumplimiento íntegro de las penas en agresiones contra menores y delitos sexuales.

«Dormimos igual si hay un rey o una reina, pero no si nos falta un hijo», le respondió Antonio del Castillo a Zapatero cuando éste le comentó que se debería reformar la Constitución para introducir la cadena perpetua al igual que habrá que hacerlo para modificar el actual modelo de sucesión. La tesis de Zapatero es una opinión sostenida por algunos juristas, pero no es indiscutible porque el artículo 25 de la Constitución se limita a proclamar que «las penas privativas de libertad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción y no podrán consistir en trabajos forzados».

La implantación de la cadena perpetua no va contra la letra ni el espíritu de la Constitución si se aplicara con la garantía de los llamados juicios de revisión, que consisten en que, a partir de un plazo predeterminado de cumplimiento de la pena, los jueces realizan una vista para comprobar si el reo se ha arrepentido y está en condiciones de ser puesto en libertad sin peligro para la sociedad. Es decir, si la deseable «reinserción» es posible.

Existen juicios de revisión en Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Suiza y otros países europeos, en los que la duración de la pena depende de la conducta del reo. Por tanto, sería perfectamente factible conciliar la cadena perpetua con la reinserción siempre que se regulara la existencia de estos juicios de revisión.

Si el Gobierno sostiene que el matrimonio homo- sexual cabe por una interpretación extensiva en la Constitución, aunque ésta dice que la institución es «un derecho» de «el hombre y la mujer», ¿cómo no va a caber la cadena perpetua si se garantiza la posibilidad de la reinserción? Ya está bien de ampararse en la Constitución para defender lo políticamente correcto o lo que le conviene electoralmente a un partido -en este caso, al PSOE- y de convertirla en un parapeto cuando el viento sopla en dirección contraria.

Volviendo al caso de Marta del Castillo, no estamos diciendo que en esta ocasión haya que aplicar la cadena perpetua porque probablemente se trata de un homicidio cometido contra una menor y no de un asesinato, pero lo que sí hemos venido defendiendo desde hace muchos años es que hay crímenes execrables cuyos autores no deben ser nunca puestos en libertad si no es con plenas garantías de que no reincidirán.

La reforma del Código Penal del último Gobierno de Aznar estableció un cumplimiento efectivo de 40 años, sin posibilidad de redención de pena, para delitos de terrorismo con derramamiento de sangre y para asesinatos con determinados agravantes.

Es un castigo muy duro, pero tiene un inconveniente: que trata por igual al que se arrepiente y pide perdón que al que se jacta de su crimen. Según nuestra actual legislación penal, tendrían que pasar el mismo tiempo en la cárcel un Soares Gamboa que pide perdón y colabora con la Justicia que un De Juana Chaos que se enorgullece de haber asesinado en nombre de ETA.

Existe, por tanto, una base jurídica, ética y política para defender la cadena perpetua para castigar a personas que han cometido un gravísimo daño y no quieren arrepentirse. Y ello se puede hacer sin tocar la Constitución, que está sirviendo al Gobierno de pretexto para no abordar este debate de gran calado".

Hojas

Te diste la vuelta a tiempo para que no pudiera volver a ver tus ojos.

Te deslizaste como en una nube, vaporoso, lento, pausado y seguro...y roto.

Contemplaba tu espalda, envuelta en la ligera capa que se movía al antojo de tu propio movimiento, grácil y eterea.

La bruma envolvía el bosque, tocándolo de grises y natas, pero tu figura al alejarse se diría que brillaba.

Todo era silencio. Silencio.

Las hojas dormidas no crujían bajo tus pies amados, tan húmedas que sólo podían plegarse a tí.

El otoño dorado te engulló, porque así lo quisiste, y yo...solo pude mirar como te ibas y grabar tu imagen en mi retina, envuelta en un aura de amor imposible y de hojas secas.

A la cola¡

Nacer, estar vivos, es consustancial al hecho innegable de que todo ser humano va a tener que hacer cola muchas veces a lo largo de la vida, afirmo.

Según y para qué hagamos cola, guardemos turno, esperemos pacientemente a que nos toque o como queramos llamarlo, este fenómeno nos resultará:

a) Soportable, según el número de elementos a esperar y el interés por lo esperado.
b) Aburrido, viene dado por la compañía no hablante y el objeto de nuestros desvelos.
c) Insoportable, por el número de elementos coliles en alto grado y la escasez de hablantes o el exceso de los idem.
d) Desesperante y directamente proporcional a las ganas que tengamos de salir huyendo del lugar del evento en el que concurren las tres anteriores y ¡¡además¡¡ tenemos muuucha prisa.

Y aún hay más.

A veces creemos que tenemos más prisa que el otro si sólo llevamos dos objetos a comprar en la cola de un supermercado, por ejemplo, que el que lleva un carro lleno.

¡Por favor¡ ¿como voy a esperar tanto a que este pesado que se ha dejado la tarjeta del mes en provisiones acabe?
Hay que colarse, que yo sólo llevo dos cositas de nada y mi tiempo vale más que el suyo.Me da lo mismo que al fondo haya otra Caja, no me apetece salir por allí.
Así que, de cajón, que me deje colarme y que cargue el buen cliente que se deja más pasta que yo con el tiempo que me va ahorrar y que va a perder el, off course.

Y si lleva más prisa que yo, cosa imposible....que se jorobe, para eso yo he comprado dos lechugas y el ha acaparado un carro lleno.....

Es increíble la cantidad de cosas que son..."de cajón", os parece?

(Nótese que el iniciador del concepto "de cajón" y sus múltiples aplicaciones no es otro que Rogorn, asumo el plagio)

Emma Darwin

Os invito a leer esto:

http://blogs.periodistadigital.com/ciencia.php/2009/01/26/enm-darwin-teoria-chals-6161

Charles Darwin nunca convenció a su esposa, Emma, sobre su teoría acerca del origen de las especies, de cuya publicación se cumplen 150 años en 2009, lo que explicaría que el investigador tardara años en sacarla a la luz, posiblemente por las reticencias religiosas de su mujer, según la bióloga Mercè Piqueras.

La idea de una evolución de las especies por una selección natural, sin intervención divina, no era del agrado de Emma Darwin, quien, a pesar de ser una mujer cultivada desde el punto de vista clásico -tocaba el piano, hablaba varios idiomas, había viajado por Europa e incluso le gustaba hablar de política- mantuvo siempre sus profundas creencias cristianas y sufrió por el escepticismo de su marido.

La bióloga Piqueras, que esta semana ha ofrecido en Barcelona una charla sobre la "influencia" de la señora Darwin en un ciclo organizado por el Instituto de Estudios Catalanes, ha explicado que, no obstante, la fe de Emma nunca fue obstáculo para que este matrimonio victoriano funcionase sin casi fricciones.

Charles y Emma, que eran primos y se conocían desde niños, no sorprendieron a nadie en sus familias, cuando en 1839 decidieron unir sus vidas, dos años después de que el científico hubiera regresado de su largo viaje por Sudamérica (1831-1836) a bordo de la fragata Beagle, la expedición en la que recopiló los datos que le permitieron desarrollar sus cuadernos sobre la transmutación de las especies.

Los Darwin se instalaron entonces en Down, en el condado de Kent, al sur de Londres, donde el naturalista, que había regresado muy mermado de salud tras su viaje, se dedicó al estudio, entre las visitas de los amigos y los esmerados cuidados de Emma, con la que tuvo diez hijos y que solía asistir a algunas de sus reuniones y discusiones con los colegas, recuerda Piqueras.

Los reveladores trabajos acerca de la evolución y, sobre todo, la muerte a los diez años de su hija favorita, Annie, tras una larga agonía por fiebres, hicieron que Darwin abandonara su fe religiosa.

"No había conflicto en el matrimonio, pero a ella le preocupaba mucho la falta de fe de su marido y a él ver a Emma sufrir, explica.

Aunque liberado de los prejuicios creacionistas imperantes en la época, el científico inglés no se decidía a hacer públicas sus ideas evolutivas, por miedo, quizás, a la reacción de la sociedad, pero, sobre todo, a dañar los lazos que le unían con su esposa.

Sólo cuando otro investigador, Alfred Rusell Wallace, publicó el artículo titulado "Sobre la ley que ha regido la aparición de especies nuevas", con un planteamiento sobre la adaptación de las especies muy similar al que Darwin trabajaba en privado, se puso éste a escribir para desvelar su teoría, explica la divulgadora.

A pesar de la convulsión que provocó la publicación de "El origen de las especies", la comunidad científica aceptó rápidamente los planteamientos de Darwin, un reconocimiento que fue insuficiente para su mujer.
De hecho, Emma, que sobrevivió catorce años a Darwin, llegó incluso a censurar algunos fragmentos de la autobiografía de su marido "porque siempre le preocupó que el mundo viera a Darwin como un ateo, porque pensaba que ciencia y Dios eran compatibles".

¿Qué os parece?

Siete almas

Hoy me han hecho un gran regalo.

Desde muy pequeños, a mis hijos les decía que aprendía de ellos, y es totalmente cierto, me han enseñado tanto como para escribir una Enciclopedia, y sé que no es sólo mi caso.

Pero hoy uno de mis cachorros me ha enchufado a la red para ver "Siete almas" y..me ha tocado la fibra.

Llevo bastante tiempo enfadada con el cine, pero películas como ésta te reconcílian con la industria americana.

Aún no sé quién la ha dirigido, pero me suena a alguien espectacularmente inteligente y sensitivo. Un momento, voy a buscarlo..
Es Gabriel Muccino, hummm, seguiré indagando.

No se puede dar ningún dato de guión sobre esta pelicula, solo puedo contar, para no estropearla, que requiere para verla la presencia del cien por cien de nuestra atención y de nuestra intuición.

La historia se desarrolla como un juego, a oscuras, de adivinanzas, todas emocionalmente intensas.

La belleza de la fotografía es espectacular en algunos puntos, el diálogo, imperdible, los silencios llenan...

Se logra una narración que te atrapa y te emociona, además te implica para saber más de lo que está ocurriendo y porqué.

Se llora, si, a raudales si te dejas, pero...merece la pena...

Lástima no poder o saber contar más..solo un apunte....que capacidad de belleza logran las medusas..

Regalo de Reyes

Si en algo estimamos la nobleza de títulos (vaaale, cortaros un poco con los abucheos, please, jejeej) obtener un regalo digno de un Rey podría ser algo realmente fantástico.

Yo llevo días preparando el regalo que quiero ofrecer a las personas que osan leerme...y siguen vivitas y coleando.

Ya lo tengo preparado, peroooo....todo regalo ha de hacerse esperar, así que no os queda otra que seguir leyendo para aumentar vuestras ánsias y dejarme, como quién no quiere la cosa, contaros cómo he disfrutado de estos días.

Este año no esperaba regalo alguno, expectativa "cero pelotero", con lo cual, el regalo ha sido para mí una bomba en el mejor sentido.
Y no por lo material, si no porque lo realizaron mis dos hijas-pajes.

La Cabalgata en Sevilla es la ...pera? repera? hummm, quedaría mejor un buen taco aquí.

El hecho es que vas a ver la Cabalgata y te haces amigo de todos los que te rodean, hablas por los codos, chillas hasta decir basta, te inflas a coger caramelos y comparar las distintas especies (este año yo logré tres distintas, de gominolas blandas, menos blandas y redondas o rectangulares, toda una ciencia), botas y botas y rebotas con los beduinos, abucheas a los que tiran mal los caramelos (para todo hay que tener técnica, uff, que gran e incomoda verdad)te dejan al marido medio ciego y calvo a caramelazos, casi te dan ganas de dejarselo a los camellos...

Te dejas la adrenalina de todo el año llamando a los cuatro conocidos que participan: Miriiiiiiiiiiiiiaaaaaaammmm¡¡¡y etc, a voz en cuello, pero te la lo mismo, lo vives.

Te inflas a miradas tiernas sobre la cantidad de bebés que están sin estar, pues son tan peques que no se enteran de nada, pero sus padres, con babero todos, no dejan de jalearles y mostrarles la fiesta que está hecha sólo para ellos, los niños...

Y he aquí que una mozuela de unos chentaitantos quiere subirse en donde yo me ubico...su hija no puede con ella. Le tiendo la mano, y tenemos a octogenaria, bastón y sonrisa incluída, "corriendo" (como se puede hacer a su edad) a primera fila sin dejar de mirarme como sólo saben mirar personas de su edad: con cariño (me la quedo)Jajajaja, luego dicen que la Cabalgata es para los peques¡¡ No ví a nadie tan feliz como a ella¡¡.

Siempre me impresiona la calidad de las personas que gustan de darse de distintos modos. Observar a los que en la Cabalgata, por ejemplo, pasan horas bailando, sonriendo, besando, tirando caramelos hasta el máximo dolor de agujetas...ya es un regalo, me riego con sus sonrisas y sus pies doloridos.

Y para vosotros, los que teneis el valor de invertir tiempo en leerme....mi más sincera y confusa gratitud por ese regalo de estar aquí.

Espero que esto os guste, va envuelto en papel plata y malva (Lenka, casualidades de la vida)y a mis hijas y a mí nos arrancó una sonrisa, una lágrima y una buena conversación

Va por vosotros. Un besO.


http://www.youtube.com/watch?v=hKRgLvmamUY

Tres mujeres.

Quiero intentar contaros algo al “estilo Portorosa” (con permiso).
El crea en su blog entradas que sugieren, deja total libertad al lector para concluir la historia.
Y eso, a mí, siempre me ha gustado, por dos motivos, por la libertad que da al que lee y por la libertad que me da de hacer lo que quiero hacer en este momento y lugar: asomarme, en vez de mostrarme.
(Hay un tercer motivo que me guardo de momento)

Tres mujeres

R, M y C conversan en una sobremesa familiar. Es de esos momentos en los que, con mucha gente alrededor, hablan para si mismas, están solas y saltan de un tema a otro.

M ronda los 70. Soporta algo más de peso del que debiera, desde que se casó luce pelo corto, cuida sus canas, jamás un escote y una gran inteligencia desbordada en la hipocóndria.

R es una mujer de 50 que ha aprendido a comerse el mundo, fuerte personalidad, resolutiva, independiente, clásica, flexible. Físicamente fué hermosa y aún se le nota en los ojos. Lleva coleta rubia, siempre viste falda y te lleva la contraria por sistema, pero aún así se hace querer. Porque es ella misma y siempre está si la necesitas.

C se limita a escucharlas.

R: yo no comprendo a mis compañeras de trabajo que van con taconazos¡¡
M: ufff, claro, claro¡¡
R: es que van que no veas.....
M: sisisis, y tanto.
R: porque claro, van como van, luego que no se quejen. Porque algo les van a decir los hombres¡
M: por supuesto, donde va a parar¡ Y las mirarán¡¡

Y C piensa mientras las escucha:

Rubia platino, tipazo, tacones, escote....¿soy invisible?