Tres mujeres.

Quiero intentar contaros algo al “estilo Portorosa” (con permiso).
El crea en su blog entradas que sugieren, deja total libertad al lector para concluir la historia.
Y eso, a mí, siempre me ha gustado, por dos motivos, por la libertad que da al que lee y por la libertad que me da de hacer lo que quiero hacer en este momento y lugar: asomarme, en vez de mostrarme.
(Hay un tercer motivo que me guardo de momento)

Tres mujeres

R, M y C conversan en una sobremesa familiar. Es de esos momentos en los que, con mucha gente alrededor, hablan para si mismas, están solas y saltan de un tema a otro.

M ronda los 70. Soporta algo más de peso del que debiera, desde que se casó luce pelo corto, cuida sus canas, jamás un escote y una gran inteligencia desbordada en la hipocóndria.

R es una mujer de 50 que ha aprendido a comerse el mundo, fuerte personalidad, resolutiva, independiente, clásica, flexible. Físicamente fué hermosa y aún se le nota en los ojos. Lleva coleta rubia, siempre viste falda y te lleva la contraria por sistema, pero aún así se hace querer. Porque es ella misma y siempre está si la necesitas.

C se limita a escucharlas.

R: yo no comprendo a mis compañeras de trabajo que van con taconazos¡¡
M: ufff, claro, claro¡¡
R: es que van que no veas.....
M: sisisis, y tanto.
R: porque claro, van como van, luego que no se quejen. Porque algo les van a decir los hombres¡
M: por supuesto, donde va a parar¡ Y las mirarán¡¡

Y C piensa mientras las escucha:

Rubia platino, tipazo, tacones, escote....¿soy invisible?

37 comentarios:

Lenka dijo...

Jejeje, muy bueno, Kaken. Jugaré un poco con lo que me das.

Quizá R y M (y la propia C) dan por sentado algo que no es más que un tópico. Los hombres se fijan en las llamativas, las piropean, les dicen cosas. R y M lo tienen tan claro que comentan: "si es que parecen nuevas, como si no supieran lo que pasa, pues que luego no se quejen si les dan la lata, porque es eso mismo lo que parecen querer conseguir".

Y si resulta que no quieren conseguir eso, y por ello se quejan? Podrían cambiar de estilo de ropa, pero si les gusta... pues no me da la gana, cuernos!!!

Y C? Quizá ella sea la más convencida de la etiqueta. Y alucina, porque no le funciona! A lo mejor ella sí que desea que la miren, le digan cositas, gustar. Y no lo consigue. Es tan explosiva que asusta? O será que ese que lleva no es realmente su estilo? Los hombres la perciben "disfrazada"? No se siente ella natural y por tanto no se comporta natural? Se la ve insegura y tímida sobre los tacones? Por eso no se le acercan? Lleva el atuendo perfecto pero anda por ahí cabizbaja, o acelerada, o abstraída en sus cosas? Tiene al rededor un campo de fuerza que impide que se le acerquen y ni ella se da cuenta?? Quizá es que envía un mensaje contradictorio? Ropa sexy: acércate; frialdad: largo!!

Ya ves que me pones a barruntar rápidamente, y queda claro a qué otra entrada me recuerda esta historieta que me acabo de montar!
;)

Celadus dijo...

Una pregunta tonta: si C no interviene en la conversación, ¿cómo podemos saber lo que está pensando?

David Bowman dijo...

Saudines desde el espacio exterior.
Y feices Reyes.

Kaken dijo...

Que inteligentes y creativos que sois...

Lenka, has dado un giro de tuerca que no esperaba, un tema nuevo, la imagen aceptada o no por uno mismo, los disfraces, muuuy interesante. La imagen confusa, que quiere atraer y repele...has ampliado el tema, genial.

Cel, me sorprende que pienses que la pregunta es tonta...es solo una pregunta, no? ;-)
En el texto está lo que piensa la rubia: es invisible.

La conversación que os traslado es real, fuí testigo de ella hace poco, los personajes también son de carne y hueso, quizás plasmados con más subjetividad de lo que lo hace Porto, espero mejorar como alumna.

Por último, deciros que las tres estaban pre-sen-tes en lo que se dijo por parte de M y R...

Bowman, genial que saludes desde donde quieras, que eres muy tacaño con tu lucidez¡¡ Un placer leerte por aqui, un besote.

Gracias a los tres, bes¡

Elvira dijo...

Hola Kaken:

Dicen que las mujeres a partir de los 50 somos invisibles. Entiendo a C, aunque yo... ni rubia, ni escote (sólo en verano, soy muy friolera), ni tipazo, ni tacones, jaja! Me encantan los tacones, pero me caigo!!!!

Lo que me ha sorprendido un poco de la descripción de R es lo de clásica y flexible, no porque no sea posible, claro, pero no es frecuente que una persona que se ancla en lo tradicional sea a la vez muy flexible. Las personas felxibles suelen adaptarse a los nuevos tiempos, ¿no?

Gracias por la historia y besos.

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

No, no soy invisible. Sólo que, afortunadamente, las personas ven lo que quieren ver. Mis amigas me ven como amiga pero también es posible que me vean como yo quiero mostrarme aunque es posible que les dé corte decírmelo directamente y han eligido el camino del mensaje indirecto.

En la duda, las seguiré tratando como amigas y yo me seguiré comportando como quiero, componiendo mi imagen según mis deseos, que ésta es una prerrogativa que tenemos las mujeres (mi marido, por mucho que se empeñe siempre parece un oficinista estresado).

Cuca Ambigú

Elvira dijo...

Jaja! Así que C se llamaba Cuca Ambigú, ¿no, Juanjo? Pobre oficinista estresado :(

Sra de Zafón dijo...

qué divertido que esta vez elvira me haya ahorrado la pregunta puntillosa. es que segúnn te leí pensé lo mismo ¿clásica y flexible? la verdad es que la imagine flexible muscular no de mente...
lo de ser invisible creo que tiene mucho mas que ver con la personalidad que con los disfraces.
esta entrada me suena, como a Lenka, a otra anterior...
mi ordenador se ha quedado sin mayúsculas, perdón...

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

Para que veas, Elvira, a qué situaciones conduce el estrés.

Y aunque creo que debería ser Kaken quien te comentara el por qué de "clásica y flexible", por mi parte opino que no son antagónicos, pues entiendo por flexibilidad la capacidad de adaptación de uno mismno o la de acaptar conductas diferentes de otros. Quizás hace treinta años R (Roni, me ha parecido identificar) iba de hippy total, hace veinte sus tejanos pitillo provocaron más de un infarto, hace diez el piercing en su ombligo causó sensación (y murmuraciones, todo sea dicho) en aquellos aperitivos del Polo.

¿Quieres mayor flexibilidad?

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

A Chusa le diría quie la invisibilidad también tiene que ver con la edad. Un amigo (jamás reconoceré ser yo) me llegó a comentar un día: "Las mujeres no es que ya no me miran, es que no me ven"

Juan dijo...

Realmente divertido el juego, jajajajaja. Como en tantas otras ocasiones en cualquier blog, los comentarios igualan o superan a la propia entrada.

Clásico y flexible, no había caído, pero es verdad, a primera vista puede parecer antagónico, ¿pero lo es?. NO, no me lo parece en absoluto, si no todo lo contrario: me parece maravilloso. El equilibrio es tan difícil de conseguir y nos movemos en un eterno péndulo, posiblemente debido a que, más que pensar, estamos continuamente reaccionando.

El "progre", por decirlo de alguna forma, intenta romper con la tradición. El "conservador", se aferra con uñas y dientes a lo tradicional. Prefiero el clásico flexible, donde intuyo la armonía de conservar lo que merece la pena e innovar en lo que hace falta.

Un abrazo adicto a todos

Juan dijo...

No opino sobre el tema porque yo dispongo de información privilegiada, jejejejejeje.

Juan dijo...

A mí, con lo de la invisibilidad, me ha pasado todo lo contrario....como a los buenos vinos. Con 20 años era invisible, pero en los últimos años....jejejejeje.

Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

R: yo no comprendo a mis compañeras de trabajo que van con taconazos¡¡
M: ufff, claro, claro¡¡
R: es que van que no veas.....
M: sisisis, y tanto.
R: porque claro, van como van, luego que no se quejen. Porque algo les van a decir los hombres¡
M: por supuesto, donde va a parar¡ Y las mirarán¡¡

pero bueno...dónde veis aquí la flexibilidad de r. signo de interrogación, que no me deja poner mi ordenador.
lo que está aquí escrito es de auténtica talibana...por dios.signo de admiración.

Sra de Zafón dijo...

juajo pues...tu amigo en la foto de su blog está de muy buen ver. sonrisa que tampoco me deja poner este teclado sublevado.

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

Chusa: mi ego agradecido reconoce que tienes toda la razón en tus dos apreciaciones. En la primera, comprobar entreistecidso que la foto es lejana. Respecto la se segunda, reconozco que cuando comenté a Elvira me refería únicamente a la compatibilidad de clasicidad y flexibilidad pero releyendo el diálogo veo que las opiniones de Roni tienen tanta flexibilidad como un poste de teléfono. No sé que se habrá hecho de aquella chica vestida "ad lib" que paseaba por Ibiza.

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

Para Chusa:

¡¡¡¡ !!!! ¿¿¿¿ ????

Ya me los devolverás cuando los hayas usado. Tengo más.

Elvira dijo...

Jajaja! Me hacéis reír, gracias.

Lo que dije es que clásica y flexible es una combinación posible, pero no muy frecuente. Yo tampoco veo que R. sea flexible, por lo que explica el texto.

Pienso que quizás es más fácil que la misma persona sea clásica en algunos temas y flexible en otros... pero las dos cosas a la vez en el mismo tema, no sé, no sé. Observaré más.

Besos.

Juan dijo...

No me refería al texto en lo de clásico y flexible, sino en general. Que se pueden ser ambas cosas y que puede ser positivo.

Un abrazo

Guaja dijo...

Estoy con Chusa, no veo la flexibilidad por ningun lado. Pero si creo en la compatibilidad de ser tradicional y flexible a la vez.

Muy buena idea, Kaken. Besines.

Sra de Zafón dijo...

a ver, vayamos por partes.
juanjo dos puntos
te agradezco mucho los signos que me me has dejado ahí colgados. esteticamente me parecen preciosos, así de bien colocaditos, bajo el para chusa dos puntos, pero además te lo agradezco por la gran risa que traían pegada.
lo de la foto de ese amigo tuyo que es de hace tiempo no me sorprende nada...mi foto también es de hace un tiempo, cuando era más ...ternera. espero que aquí la risa la pongas tú.
y lo de roni, qué decirte... ay voy a necesitar más signos... quien iba a imaginarla empleada en telefónica con lo que había sido en ibiza. ahora que si relees el texto creo que te darás cuenta de que esta no es tu roni, jajajajajaja, ay, ay, ay que desvarios...

yo creo que todos sabemos que se puede ser clásico y flexible, pero es que ante el diálogo mantenido por esas señoras no puedo encontrar la flexibilidad en ninguna parte, como no sea en los cables que van de poste en poste.

un beso para todos y dos para la anfitriona.

Sra de Zafón dijo...

me había comido un comentario de juan, buenísimo, ay que desperdicio el mío si no lo llego a leer.
juan dos puntos
a partir de ahora te llamaré juan connery, porque a ese hombre le pasa lo mismo que tú dices, de mayor esta mucho más visible que de joven, al menos para mi gusto.
enhorabuena kaken.

Lenka dijo...

Cuánto trabajo me ahorro con vosotros!! Sí, yo también creo que se puede ser clásico y flexible, conozco a varias personas así. También conozco a progres inflexibles y otras múltiples combinaciones.

Pero coincido con vosotros, en ese diálogo que nos propone Kaken no veo flexibilidad alguna. No sigue la historia? Tenemos que seguirla nosotros?? Quién se anima con el segundo capítulo?? Jejejeje...
Besos!

Kaken dijo...

Pero bueno, qué ambientazo¡¡ que de cosas suculentas traeis¡¡

Por partes, a ver si abarco casi todo (no creo¡)

Primera conclusión: a veces todos buscamos en donde no es...
Por ejemplo, en la conversación de R NO hay flexibilidad. Es una talibana, efectivamente. Esa condición sólo forma parte de mi visión y mi introducción.
Curiosamente, M es igual de talibana que R¡¡ Pero no estaba condicionada su intervecnción en la introducción con respecto a si era más o menos flexible.

Segunda conclusión: aunque nos llame mucho la atención, muchas veces se dan en la misma persona circunstancias, capacidades o actitudes aparentemente contradictorias. Y esto es, para mí, envidiable y de lo más enriquecedor. Lo fácil es ser un monolito, lo dificil es partir de tus ideas o tus circunstancias y crear contradicciones internas que te impelan a moverte...y a madurar, que no es más que la búsqueda del equilibrio, saber ser feliz, tener fé o lo que quiera que cada cual esté luchando por obtener.
El Cosmos es movimiento, cada uno de nosotros está en movimiento, el que se estanca es el que no sale en la foto....

Por otra parte, Celadus, puede que ayer no captara el matíz de tu pregunta: C interviene en la conversación porque está presente y a la escucha, es otra posición, nada más.

Juanjo, mi idea iba más por lo que tu señalas: el mensaje indirecto.
A veces esta forma de comunicación puede ser válida como muestra de respeto y límite a la fragilidad del otro: para dar una mala noticia, para abordar un tema complejo...Pero en este caso concreto se rompe la baraja, el mensaje indirecto se convierte en una agresión en toda regla. Se falta al respeto cuando se habla de alguien que reúne las características que se critican como si ese alguien no estuviera presente: "a ver si esta loba pilla que no es de recibo como va"

A partir de ahí, vendrían reflexiones en torno al derecho a la propia imagen, a cómo y porqué la construimos y hasta que punto cada uno de nosotros se siente libre de hacerlo a pesar de tantos pesares en muchos casos.

Elvira, si que tengo muy oído lo de volverse invisible a los 50, supongo que es una etapa más que nos toca cubrir, afortunadamente somos mucho más que la imagen que se ve, la que queremos que se vea o la que eligen los demás.

Perdonadme si me he dejado cosas en el tintero¡¡

Bes a todos y mil gracias por vuestro tiempo.

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

Para Kaken: Ciertamente, los mensajes indirectos son una lacra social. Denotan cobardía, se alimentan de maledicencias y son siempre fruto de la envidia, pero de la mala, de la que implica impotencia, de la que reconoce "así me gustaría ser pero no puedo".

Para Chusa: ¿Quién te ha dicho que la foto es antigua? Es del año pasado. Yo sólo dije que era lejana, pero en el espacio no en el tiempo. En esa distancia en que lo borroso se constituye en cualidad.

Sra de Zafón dijo...

KAKEN: A ver, voy a intentar dar una vuelta de tuerca más a este asunto.
¿Y si R y M, se referían sólo a lo que se referían: al trabajo, no a una fiesta?

Porque hay personas que le dan mucha importancia al atuendo en diferentes circunstancias y les parece fatal que alguien vaya al trabajo como a una fiesta.
A mí me importa bien poco como vaya la gente vestida a cualquier parte, qué le voy a hacer...
Supongo que son cosas que nos ocurren a las vacas de prado, que nos interesa más la humedad de la hierba, el color del cielo, o la suavidad de unas manos que si la que nos viene a liberar de la presión en las ubres viene de tacones o de chanclas.

De talibanas no las apeo, pero quizás no sean tan brujas con C y no haya ninguna indirecta.
También puede darse la circunstancia de que C no se la vea, o ellas no la vean, se ponga como se ponga...
Yo tengo una amiga así: rubia neutro Letizia, de tacones de aguja, de escote enorme, sin apenas curvas , siempre envuelta en colores neutros,con unas facciones muy bonitas, discretísima, preciosa y.. a la que nadie ve, ni apenas oye, o al menos de eso se queja ella. Y aquí lo de la edad no entraría para nada.

No sé... como siempre hay muchas posibilidades, además de la de ser unas brujas, por no llamarles por el nombre de otras animalitas, cuyas colas suelen verse en los cuellos de algunas señoras en las fiestas de fin de año.

JUANJO: me has sugerido tanto, tanto, que me voy a escribir a mi blog. Más que nada por no abusar de la anfitriona.

Pata todos besos directos, sin idirectas, ni lacra social :-)y con la alegría que da volver a tener mayúsculas.

Lenka dijo...

Yo erre que erre con lo mío. Y los gustos? Y si lo que para estas señoras es mega llamativo para otros no lo es tanto? Y las modas? No a todos nos gustan las mismas cosas, hay modas que me horrorizan, seguro que a vosotros también, o no, o no las mismas, o qué sé yo. Gustos, en definitiva.

Tengo amigas preciosas que son invisibles y cada día veo mujeres que me parecen la mar de corrientes y, en cambio, provocan luxaciones de cuello a su paso. Gustos y envoltorios, Kaken, arrrgh, mis ideas me persiguen!!

Acabo de enterarme de que el icono sexual de los hombres ingleses es Kate Moss, una chica que yo encuentro absolutamente asexual y falta de belleza. No me parece guapa, ni sexy, ni femenina, ni morbosa. Objetivamente me parece feúcha, sin forma alguna, y (qué lengua viperina la mía) en según qué momentos la pillen, tiene la misma pinta que cualquier yonki de mi barrio. La encuentro bastante desaliñada, pese a que no dudo que cuide mucho su imagen, ya que es modelo. Pero vaya, que, aunque me la vistan de diseñador y me la engalanen... como que no me dice nada. Y ya ves, un mito erótico. Cuestión de gustos. O de modas, qué sé yo. De verdad los guapos oficiales son guapos, o simplemente aceptamos que lo son?? (Toma paranoia!) Yo encuentro que Clooney es un hombre muy guapo, pero no es mi tipo. Y ya puede decir misa el mundo entero, a mi chico no le gusta la Chiffer. Así que supongo que no es porque sí, es que de verdad hay muchos hombres ingleses que encuentran arrebatadora a una chica a la que yo no miraría dos veces.

Pero, y si no fuera Kate Moss, super modelo? Si fuera abogada, o maestra, o cajera del carrefour? Troncharía cuellos?? Al final volvemos a los envoltorios, Kaken. Somos taaaaan facilones que no vemos a una mujer hermosa si va en chandal y en cambio miramos a una corrientucha escotada? O vuelve a depender exclusivamente de gustos? Claro, igual la que para mí es corrientucha para otro es una belleza. Igual a uno le pone el chandal y al otro el escote. Me da que la mayoría se impone, jejeje.

Pero si la mayoría se impone (y eso es lo que parece) no entiendo por qué no miran a C, que es despampanante y va bien envuelta. O será que hay más envoltorio que percha? O será cuestión de actitud, como decía yo misma mismamente en el primer comentario? Será que parece disfrazada, o distante? Qué será será? Hala, tantas vueltas para volver al principio...
;)

Borja F. Caamaño dijo...

Porque en ocasiones, es verdad, las propias mujeres son las primeras en tachar a otras de cualquier cosa menos de bonitas.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado

Juanjo Albors, arquitecto dijo...

Como recién he descubierto este cuaderno de la mano de Elvira, he estado repasando algunas de sus entradas. En una de ellas, "Somos animales", me apetecía aportar mi doble punto de vista, como arquitecto y como hombre, pues se tocaba el tema de las fachadas aplicadas a las mujeres. Pero como esta página está más viva por ser más reciente, e igualmente relacionada con ese tema, expongo mi opinión:

Creo que no debe considerarse tanto el aspecto de una mujer sino si ese aspecto corresponde a un disfraz, no ocasional y lúdico sino integrado, o a una transcripción externa de su personalidad.

Podríamos decir que corresponde a la diferencia entre "imagen" y "apariencia". La imagen es la representación exterior de la esencia de las cosas, la apariencia es la falsificación o invención de esa esencia.

Tanto puede aplicarse a los edificios como a las personas e incluso a sus conductas.

Una imagen puede gustar o no gustar (casi siempre porque se adapta o no a nuestros gustos) pero es válida. La apariencia siempre es falsa aunque sea modesta, austera y moralmente correcta.

Sra de Zafón dijo...

Este doble punto de vista, Juanjo, me ha recolocado de un modo sencillo y limpio conceptos que creía tener claros y que sin embargo llevaban tiempo rondándome sin nombre preciso: imagen y apariencia.
También me sorprendió mucho tu intuición para encontrar en la entrada de Kaken el mensaje indirecto, yo he de reconocer que según lo leí no entendí nada ý sólo vi en él a un par de talibanas y una mujer que pretendía ser explosiva, no lo conseguía, y pensé "Qué relaciones más extrañas"

Ya ves Kaken para todo lo que da tu entrada. gracias.
Os imagino recibiendo los regalos de reyes...¡pasadlo bien!

Elvira dijo...

Me ha gustado mucho tu aportación, Juanjo. Muy interesante.

(Estoy esperando a que lleguen los comensales... por lo visto están en pleno atasco!!)

Besos de reyes a todos

Kaken dijo...

Exacto, Borja. Una conversación de este tipo sería impensable entre hombres, no os parece? Y os dejo la pregunta: porqué?

Juanjo, la diferenciación entre imagen y apariencia también me ha gustado mucho. Perdona si te digo que aún tengo que encontrar algo que encaje mejor, sé que se me escapa alguna palabra.

De todos modos, lo importante es que nos has dado esa herramienta para seguir pensando, de vuelta al diálogo o no, como prefirais.

Antes preguntaba hasta que punto elegimos nuestra imagen. Y es precisamente por esto, porque no nos damos cuenta a veces de la cantidad de presión que algunos ejercen para que adoptemos determinada apariencia.
A mí me sucedió, por ejemplo: tuve que elegir entre mostrarme como yo me quería ver o como me querían ver otros. Y no es nada recomendable :-).

Jajajaa, Lenka, a ti solo te persigue tu buena cabeza¡¡ Ya me meteré a fondo con eso de los gustos, no es tema baladí.

Elvira, te veo....;-))

Un bes a todos.

Kaken dijo...

Ups, sorry, Chusa, se me pasó comentarte que me parece que para el caso es lo mismo.
Como tu misma afirmas, a ti te da igual como vaya o no la gente al trabajo o a cualquier lado...pues es eso¡¡ :-)

Alguien puede tener derecho a hacer comentarios indirectos sobre la imagen de otro? Creo que estaremos de acuerdo en la respuesta (atrevida intuición o conclusión?)

Chusa, C ya ha conseguido "ser explosiva" (se podría poner cualquier ejemplo, de chandal, de deportivas, de lo que sea), es el irrespetuoso mensaje indirecto el que sobra entre las tres mujeres.

La pregunta que C tendría que haber hecho en voz alta es : ¿os pensais que soy invisible?

Jejejeje, pero eso no suele suceder...

Bes de Reyes¡

Elvira dijo...

Kaken: Gracias por verme. Por cierto, me intriga mucho... ¿qué te ha hecho la O del beso? Besoooooo (la o se venga en el mío, para compensar... ya que se ha vuelto invisible en los tuyos :-))

Kaken dijo...

Jajajaja, que genial, Elvira, solo tu te has dado cuenta de la O perdida¡¡¡

Espero que no te defraude la pequeña historia.

Hace tiempo, usando MSN, si ponía la palabra beso completa me salía un bichejo no deseado y que no sabía manejar.
De ese modo, quedó para mí, mi beso incompleto...pero igualmente sentido cuando lo doy..
Además, soy muuy vaga, jajaja, dicen que mente sintética, con lo cual me viene como anillo al dedo.

Elvi, ;-) te has ganado...¡¡un beso¡¡

(PD: tengo ganas de meter mano al tema de los comentarios y los bloqueos, cachis, pero me falta tiempo¡)

Otro beso, para algo estamos de RRMM.

Elvira dijo...

¡Gracias, guapa! Dos besos para ti también. Ahora entiendo lo de la O. ¡Qué raro que nadie te lo hubiera preguntado antes!

Espero con interés lo que nos cuentes sobre ese tema. (Por cierto, mi familia me llama Elvi :-))

Lenka dijo...

Jajajaja, yo ya ni me fijo en tus besos incompletos, Kaken, porque hace mucho tiempo que advertí que siempre nos das sólo "bes". Mira, nunca me había dado por preguntar, pero ya lo ha hecho Elvira por mi.

;)