Minnie.



Estamos los cinco "embarazados", esperando con mucha ilusión a esta criatura que a mí me parece un bellezón.

Siempre he tenido miedo a todos los animales, a pesar de que me encantan(una más de mis muchas herencias malditas). Es un coñazo, afirmo.

Pero en momentos difíciles de la vida, cuando sacas fuerzas de flaqueza, puedes tener la sensación de que todo es superable, incluso ese miedo, a empezar por ahí.
Llevo meses queriendo compensar crisis personales, necesito superarme y darme, también ilusionar a mis hijos y ayudar a uno de ellos a superar sus miedos, como me ocurre a mí.
Gracias a uno de mis hijos y al consejo de uno de sus amigos (graaande), recurrimos a una Protectora, y allí encontramos la foto de Minnie.

Es una curiosa coincidencia que llevemos bastante tiempo pensando en nombres, y de repente, encontramos el nombre perfecto, que ya venía dado: Minnie.
Las tres primeras iniciales recogen, por orden cronológico, las de mis tres hijos.
Además, todos somos fans de Disney (no frikis, jajajaj).
Encima, uno de mis hijos nos hizo notar lo gracioso que puede ser llamar a una gatita con nombre de ratoncita, nos partimos¡¡

Mi amiga M. (que ha tenido hasta hace nada tres perros, desgraciadamente se le han ido dos)es una fuente inagotable de buenos consejos y conocimiento para que el gatito que nos llegue esté bien, y también todos nosotros nos informamos de todo lo que cae en nuestras manos.

Las mascotas pueden ser terapéuticas, pero ante todo está el respeto a su bienestar.

Ainnnnssss, que ganitas y que ...¡¡yuyu¡¡¡;-)

6 comentarios:

Ines Valencia dijo...

Me encanta, K. Me encanta todo. La peque, su nombre, vuestra actitud y que sea adoptada.
Para mí, una familia no está completa sin una mascota. Veréis como dentro de poco estáis conmigo. Ufff, solo de pensar las cosas que estáis a punto de experimentar y sentir se me ponen los pelos de punta.
Enhorabuena.

JR dijo...

que guay!!! yo tengo dos gatos adoptados los dos tambien, y curiosamente la gata se llama Mini tambien ( se lo pusieron cuando no sabiamos si era gata o gato como diminutivos de Minino)
No soy yo de jugar con ellos o dejarlos dormir encima mia, pero hacen un monton de compañia simplemente sentandose a tu lado a mirar lo que haces. ( mas que los perros diria yo)

Pues enhorabuena y a disfrutarlo

Lenka dijo...

Te repito lo que te dije en el facebook: en dos días estarás conquistada. Muchas veces tememos solamente lo que no hemos visto de cerca. Ya sabes que siempre he tenido gatos y mi experiencia no podría ser mejor. Arrastran una injusta fama de hostiles, despegados, ariscos y rencorosos, pero cualquiera que haya tenido un felino sabe que pueden ser los bichos más cariñosos del mundo (los míos de hecho llegan a ser cansinos de puro pedir mimos a todas horas!)

Y encima son unos animalitos muy limpios, inteligentes y bastante autónomos, se las ingenian estupendamente. Te recomiendo que no dejes pasar ni un segundo para acercarte a ella y empezar a estrechar lazos. El resto te lo dirá ella a ti, porque todos tienen su manera de ser. Mis enanos, por ejemplo, son como te digo asquerosamente pegajosos XD, sobre todo el macho, pero curiosamente a él no le gusta que le cojan en brazos. Eso sí, en cuanto te sientas, encima se te va. Todos tienen sus pequeñas manías (el mío le canta a la rejilla de la cocina y tiene pavor a la escalera de mano, juas. La hembra nos caza a todos los insectos y le chifla colarse en los armarios a poner "orden". Ya nos contarás de qué pata cojea vuestra Minnie!)

Otro consejo, si me permites. Nosostros nunca les hemos dado de nuestra comida. Con una perra pedigüeña nos parecía bastante (si les consientes ciertas cosas estás perdida!) y así hemos logrado que los gatos ni se inmuten al vernos comer. Sólo hacen caso de su pienso. Es más, creo que no saben que "lo nuestro" es comestible. Pasan.

Pero bueno, eso son cosillas que tenéis que acordar entre todo el clan, así Minnie sabrá mejor qué puede hacer y qué no y todo será más fácil. Ah, y recuerda comprarle un rascador y frotarle las patitas en él desde que llegue. Los nuestros nunca nos han desgraciao un mueble gracias a eso! Uf, se me ocurren mil cosas, pero eso irá saliendo y encima tienes por aquí a cienes de amantes de los bichos que saben más que yo.

Besotes mil y a disfrutar de esa enana en cuanto os llegue!!!!

Lenka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kaken dijo...

Vas a tener razón, Lal, si todo sale bien, puede que Minnie sea el cuarto hijo que se nos quedó en el tintero.

Me encanta la experiencia que vives, Juanra, fíjate que sin conocer aún a nuestra Minnie, no descartamos tener algún gato más.

Lenka, tus recomendaciones me las tomo al pié de la letra, me encajan todas y me recuerdan bastante a cómo he educado a mis hijos.
Al final, todo puede "resumirse", en educar ( no en domesticar o doblegar), conociendo al otro (sea gato o persona) y respetándolo.

Espero hacerlo bien, buena intención y buenos consejeros (a los que recurriré) no me faltan.

Gracias a los tres¡

Anónimo dijo...

Hola

Me llamo Felicia , soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado tu página, me encanta el contenido que publicas, me fascinan los gatos y espero que tu gatita sea feliz con ustedes.
Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

Suerte con tu web!
Felicia

Mi correo es felicia.alvarado@hotmail.com