Ignacio Uría

Te mato porque yo sé lo que hay que hacer y tu no.
Te mato porque no podemos ser libres sin ser liberados de este yugo españolista.
Te mato porque tengo derecho, ya que soy hijo de un pueblo conquistado y de una falsa democracia que no nos deja ser.
Te mato por ser diferente, porque no te peinas ni vistes como nosotros (todas las indicaciones, con diferencias para hombres y mujeres, están en nuestra web)
Te mato porque mi concepto de Euskadi es distinto del tuyo...y además no nos das la pasta que merecemos para luchar con tanto sacrificio como lo hacemos.

Te mato indefenso porque sólo así se demuestra lo justa que es nuestra causa.

Te mato porque soy mejor que tu, soy superior, solo yo sé la verdadera razón de las cosas.

Da igual si yo no hablo euskera, eso es culpa del franquismo y culpa tuya.

Mataré a todos los que pueda que no piensen como yo, porque están equivocados,tengo derecho a defenderme.

Soy un gudari valiente que mata protegiéndose, con bombas a distancia, con tiros a bocajarro y carrera después..como tengo razón, puedo matar como me de la gana, salvándome siempre que pueda, pues tengo yo la razón.

Me da igual que sea un anciano muy querido por todos, es un antivasco, este ya no come más turrón porque lo digo yo, es un enemigo que se ha ganado que le mate.


En este momento sólo siento ira, intensa, furiosa, una vez más.
Ojalá llegara mi más sentido pésame (todo se me queda corto), a la familia de Ignacio.

11 comentarios:

Juan dijo...

No puedo hablar sobre la situación en Euskadi porque no tengo los datos adecuados.

Pero una muerte así, no tiene justificación alguna. Las barbaries no tienen justificación. Quien hace esto no es gudari ni es nada. No tiene ideas, solo tiene odio y cobardía.

Un abrazo

Rose dijo...

Nunca, nunca, nunca, la violencia tiene justificación alguna.
Somos muchos quienes no nos sentimos representados por ellos. Somos muchos los que sentimos que no defienden ideas, ni causas, ni personas. Sólo representan muerte. Una vez más, han matado a una persona, y muchas, muchas, muchas vidas.

Alba dijo...

Suscribo lo dicho por Juan y Rose. Se me ha puesto el vello de punta. No existe excusa para ningún acto de este tipo y a nosotros lo único que nos queda es rabia e impotencia.

Saludos.

PD - Gracias, Kaken, pero no te dejes impresionar por una adolescente medio loca.

Guaja dijo...

Me gustaria poder sentarme delante de uno de estos valientes y preguntarles un par de cosas, en serio, por la simple curiosidad de ver que responde alguien que no tiene argumentos solidos, solo muchas manos dispuestas a disparar.

Lenka dijo...

Hace mucho tiempo que, con este tema, me quedé sin palabras. No encuentro nada que pueda decir. Nada.

Celadus dijo...

Pues a mi me ocurre un poco como a Lenka. Poco se puede decir que no hayamos dicho ya tantas veces, aunque ese no sea motivo para dejar de decirlo. Solo consiguen y solo conseguirán arrancar vidas y causar más y más dolor. Y como premio solo obtendrán la carcel y el rechazo de la inmensa mayoría de la sociedad.

Kaken dijo...

Gracias, Alba, Lenka, Guaja, Celadus...
Gracias especiales a tí, Rose.
Y un fuerte abrazo a todos (incluído Juan)

PD: Alba...ya hablaremos ;-)

Io dijo...

El fundamentalismo no necesita de argumentos, es demencia y maldad a partes iguales. Da igual si lleva turbante o pasamontañas. Lo malo es que dicen representar a un pueblo, y luego pagan justos por pecadores.

No hay mayor cobardía que disparar contra un anciano o abandonar una mochila bomba en un tren lleno de gente indefensa.

Las causas que enarbolan serán diferentes, pero la cobardía es la misma y el dolor que provocan también.

No puedo comprenderlo. Nunca podré comprenderlo.

Muy buena entrada, Kaken, estas cosas hay que machacarlas cuanto sea necesario.

Un besazo, guapa.

Kaken dijo...

Gracias, Io, otro besazo para tí.

CuanMarce dijo...

Se están defendiendo de enemigos que ellos han creado en su mente y que con sus actos terminan materializándolos. Todo el conflicto en el mundo es gente que se está defendiendo. Son unos cobardes, porque cobarde es el que se deja guiar por su miedo. Pero eso de dejarnos guiar por el miedo lo hacemos todos. Me gustaría saber qué hacer para quitarles el miedo.

Kaken dijo...

Me parece excelente tu reflexión, CuanMarce, un punto de vista nuevo, claro y sintético.
Has logrado que mire los conflictos desde otro ángulo, gracias.
Y sí, a mí también me gustaría saber como quitarles el miedo.
Un bes, bienvenido.