Comenatrio

Hace un minuto que he cometido este error, en vez de escribir “comentario” he escrito “cometrario”, ah, no¡, comenatrio¡¡

Y me mondo, lisa y llanamente, estoy sola tirada por los suelos, me ha hecho gracia el palabrejo.

Siempre me ha gustado jugar con las palabras, inventarlas, darles la vuelta, cambiar su sentido, repetirlas hasta vaciarlas de su significante.

Recuerdo la mirada de horror de una amiga mía, a la que llevo muchos lustros y por entonces era una niña, cuando le pedí que me ayudara a hacer una especie de experimento.
Quería probar que las palabras se deforman o se re-crean en cierto momento y luego se extienden. Algo así.
Entusiasmada, le rogué que dejara caer de vez en cuando “requetechupi” , ¡jajaja¡. Por supuesto que no lo hizo, no había nada más que mirar su expresión de “a esta se le ha ido la olla pero más allá del infinito”..

Meses después pegué un bote al escuchar la palabreja en labios ajenos...curiosidades del idioma y de los errores ( y del nivel de cursilidad también, jejejj).

El hondo y rápido calado de internet en nuestras vidas, que ha creado nuevas maneras de comunicarnos por escrito, ya sea en chats, blos, foros,etc, nos ha sorprendido a una gran mayoría sin conocimiento alguno de mecanografía y es lógico que escribiendo sin ellos y a dos o tres dedillos a lo sumo, la tecla baila al son equivocado.

Solemos disculparnos, pero....¿para qué?
¿Nos va a mirar mal alguien por no escribir correctamente todas y cada una de las palabras en este medio?

También es muy frecuente que en la red , en medios para comunicación de opiniones, expongamos nuestras apreciaciones seguidas de las siguientes frases:

-No sé si me explico
-No sé si se me entiende
-Perdón por el tocho

A eso me apunto la primera, ya que detrás de cada cosa que escribo me gustaría pedir perdón y que me fusilen al amanecer.

Cuando comenzaba a educar a mis hijos en la empatía, aún muy pequeñines, en reconocer cuando había que pedir perdón, no sabía que años después tendría que ayudarles a desaprender ese tema. Algo haría mal para que se convirtieran en ametralladoras de pedir perdón por casi todo.

Y en ello estoy.

13 comentarios:

Kaken dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

A mí me pasa igual. Es que es natural. Yo me expreso con todo mi cuerpo. Las manos y los ojos son fundamentales en mi expresividad y, lo que no consigo comunicar con esa maldita palabra que no quiere salir, lo cambio por una expresión manual, una sonrisa, una mueca, los ojos brillantes.

En internet sólo son las palabras el vehículo del pensamiento y del sentimiento y da la impresión que te has quedado corto, que no has dicho todo lo que querías ni como lo querías.

Un beso laaaargooooo.

Elvira Coderch dijo...

Huy, nos pasa a todos, Kaken. De todas formas este error te ha quedado graciosísimo. Muchos besos.

Luna dijo...

Lo veo divertido.
A veces la vista al leer un texto, tembién nos engaña.
Hace años, cerca de casa, abrieron una "Oficina Funeraria" me dije ¡¡ vaya, ahora incluso abren sucursales los cementerios....una semana despues me di cuenta que ponía "Oficina Financiera"
Os prometo que no tenía resaca...

Un besos a todos

JR dijo...

Yo soy medio dislexico con el teclado y muy a menudo meto la gamba con palabros nuevos y cosas raras. No me he fijado nunca si pido perdón o no por esto, pero la verdad es que me da un poco igual equivocarme, me parecería soporifero estar siempre revisando todo lo que escribo.
Pero a lo que iba, seguro que te parece interesante esta entrada en un blog donde hablan de algunas palabras nuevas. Mi favorita es la del Trabajo de Clark Kent, o la de la Prepuesta:

http://makememinimal.com/2008/10-nuevas-palabras-para-la-vida-diaria/

Lenka dijo...

Juas, en eso de pedir perdón constantemente me doy totalmente por aludida. Creo que, aunque me encanta disponer de un medio tan rico para expresarme (y que, encima, da respuestas) me agobia bastante el poder resultar ofensiva o molesta, herir los sentimientos de alguien. Y también el no ser entendida, claro. Siempre me ha preocupado bastante que se entendiera lo que quería expresar. Transmitir fielmente lo que quería decir.

Normalmente no cometo errores tecleando (normalmente) y es porque miro a la pantalla mientras escribo, así que cazo los fallos al momento. Lo divertido es que no sé mecanografía. Utilizo sólo tres dedos para escribir (y consigo casi trescientas pulsaciones por minuto!!!!) Un día descubrí que, además de escribir muy rápido, lo hacía sin mirar el teclado. Es increíble, porque sería incapaz de repetir el orden de las letras, o de dibujar un teclado con las posiciones correctas. No tengo la menor idea de en qué orden van las letras, pero escribo sin mirar!! Supongo que es uno de esos misterios del cerebro. Él ha memorizado dónde pulsar, pero yo, conscientemente, no lo sé. Sólo sé hacerlo si me ponen ante un teclado. Y si no me paro a pensarlo, si pienso no me sale, juas. O será que son mis dedos los que han aprendido de forma mecánica???? En cualquier caso, es algo que le debo al foro y a mi persistente verborrea en él. Me ha servido de entrenamiento. Gracias a él, soy la saeta de los tres dedos, jajajaja!

Eso sí, si de algo sé es de inventar palabros. Es muy típico en mi pandilla y puede que sea típico de mi tierra, en la que, por pequeña que sea, cada pueblo tiene su vocabulario. Somos así de chulos. En mi pandilla se oyen cosas como "dame un patatín pal sobreñordo", o "a ver si Fulano sale de sufror!", bebemos cocacolos y encima lo mezclamos todo con palabras en asturiano. Vamos, que si no nos conoces, no nos entiendes. Supongo que es normal en los grupos familiares y de amigos. Tener un lenguaje propio da cierta identidad. O es que no te acuerdas, querida Kaken, de tus lentejas, del tres, de la conga..?? ;)

Rogorn dijo...

Yo soy el rey de inventar palabros, jeje. Soy el palabrey.

Feliz Navidad, Kaken, Special K.

Io dijo...

Pues yo ya decía buenisisimo y guapisisimo antes de que lo pusiese de moda el papuchi de Julio Iglesias, y eso si que da rabia, que le roban la originalidad a una, oiga!

Pero una vez entré en la farmacia y pedí un locutorio en vez de un colutorio. Me dí cuenta del error cuando vi a la farmacéutica mordiéndose los carrillos y con los lagrimones por las mejillas.

Al margen de esos lapsus, no sé por qué extraña razón, yo, que en mi vida he tenido una falta de ortografía, vamos, que ni un acento, cuanto más escribo más faltas cometo.

Kaken, te deseo que pases la Nochebuena más feliz de tu vida!

Un besazo y un Abrazo con mayúsculas.

Sra de Zafón dijo...

Un regalo de navidad y muchas felicidades!!!

Ahora que los ladros perran,
ahora que los cantos gallan,
ahora que, albando la toca,
las altas suenas campanan,

y que los rebuznos burran
y que los gorjeos pájaran,
y que los silbos serenan
y que los gruños marranan,

y que la aurorada rosa
los extensos doros campa,
perlando líquidos viertas
cual yo lágrimo derramas,

yo, fritando de tirito,
si bien el abrasa almada,
vengo a suspirar mis lanzos
ventano de tus debajas.

Tú, en tanto, duerma tranquiles
en tu camada regala,
ingratándote así, burla,
de las amas del que te ansia.

¡Oh, ventánate a tu asoma!
¡Oh, persiane un poco la abra,
y suspire los recibos
que este pecho exhalo amanta!

Ven, endecha las escuchas
en que mi exhala se alma
y que un milicio de músicas
me flauta con su acompaña.

En tinieblo de las medias
de esta madruga oscurada,
ven y haz miradar tus brillas
a fin de angustiar mis calmas.

Estas tus arcas son cejos
con que, flechando disparas,
Cupido pecha mi hiero
y ante tus postras me planta;

tus estrellos son dos ojas,
tus rosos son unas labias,
tus perles son como dientas,
tu palme como una talla;

tu cisno es como el de un cuelle
un garganto tu alabastra,
tus tornos hechos a brazo,
tu reinar como el de una anda.

Y por eso horo a estas vengas
a rejar junto a tus cantas
y a suspirar mis exhalos
ventano de tus debajas.

Así cantaba Calixto
a las ventanas de Carmen,
de Carmen, que, desdeñosa,
ni aun se acuerda de olvidarle....

José Manuel Marroquín (1827-1908)
(fragmento del original poema "La Serenata")

Juan dijo...

Feliz navidad kaken. Que lo pases muy bien con los tuyos, jejejejejeje. Espero que tan bien como yo con los míos.

Un beso

CuanMarce dijo...

A mí me pasó lo mismo. Y mi hijo mayor aún sufre de esas enseñanzas pidiendo perdón por todo. Cuando aprendemos a no juzgar de forma tan severa nuestros actos y a perdonarnos cuando nos juzgamos, se hace innecesario ir pidiendo perdón.
Qué tengas unas fiestas llenas de alegría y un año en el cual tus deseos se conviertan en realidad.

Cris dijo...

Felices Fiestas, Kaken!!! Y Feliz Navidad.
Muchos besos.

Lenka dijo...

Me pasa como a Io!! A los nueve años no tenía una sola falta de ortografía y ahora resulta que a veces me quedo en blanco y no sé cómo se escribe una palabra! Será el alzheimer, que nos ataca????

Felices Fiestas a todos!