Melancolía

Hay seres que se enganchan a la melancolía.

Que hacen de su vida, de su día a día, una Oda a ese sentimiento, lo alimentan con música, películas, amaneceres y todo lo que les pueda trasladar a ese estado de insatisfacción permanente con la vida, con el mundo y...en definitiva, con ellos mismos.


Y hay otros a los que ya no les alcanza soportarla más que a ratos perdidos, cuando no hay más remedio, porque prefieren espantarla a carcajadas que caer en su cálida y asfixiante caricia malva.

Y éstos últimos, rozan la felicidad más a menudo, y yo me cuento entre ellos.

http://es.youtube.com/watch?v=L7lJigEh2_0

15 comentarios:

Eli dijo...

Creo que hay un tiempo para sufrir y un tiempo para disfrutar. Y que la felicidad total alcanzaría el perfecto equilibrio entre ambos.
Pero creo que hay que ser muy valiente para llevar la risa como bandera incluso en "esas" situaciones.
Me gusta pensar que yo soy así, y encontrar gente maravillosa como tú me hace pensar que no hemos escogido la mala opción. Aunque sea tan fugaz como una pluma al viento.

Cristina dijo...

Me alegra ver que eres feliz, Kaken. Sigue así, porque personas como tu, que llevan siempre una sonrisa en la cara a pesar de las circunstancias, se encuntran muy pocas veces. Muchos besos.

Kaken dijo...

Mi querida Eli, no creo que exista la felicidad total, aunque creo entender lo que expones.
También es cierto que hay que ser valiente para reir, y también egoista, sanamente egoísta, huyendo del pensamiento judeo-cristiano del "sufrimiento todo a cien".
Y que no todos lo conseguiremos y menos en según que situaciones, pero se puede intentar y se puede conseguir...
Yo también pienso que somos, mas que maravillosos, suertudos (a que sí, Cor?)cuando cada uno de nosotros va desentrañando las claves de la vida y puede hacer sencillo lo complicado.
Me ha encantado, Eli, tu frase sobre la pluma, además de preciosa en la gramática, me parece que capta por completo todo lo que yo quería expresar.
Cristina, sabes que tengo debilidad por ti, nos ganas a todos los foreros con tu forma de ser y tus ojazos (ea, te chinchas, jejeje)
Me encanta que me veas así de feliz, pero cuidado, no es así.
Te agradezco que me hayas atribuido justo lo que quiero lograr ( a pesar de que se que no es lógico ni humano ni...posible), el estado de felicidad y sonrisa permanente...
Mi niña Cristina, me limito a intentar vivir el presente, como tantos, y que ese presente se llene de risas y de relativizarlo todo...eso daría para mucho y te aburriría....
Yo he aprendido mucho de ti, prenda.
Gracias por estar por aqui a las dos, a todos.
Un bes

Alberich dijo...

Por desgracia...pertenecer al primer o segundo grupo no puede elegirse.
Por más que algunos lo deseemos,no podemos partarnos de la melancolía ni unos segundos.Y te aseguro que no deseo 24horas al día de tinieblas...pero es así.

Un besín!

Kaken dijo...

Te esperaba por aquí y justo en este tema, Albe.
Lo escribí en buena medida pensando en tí.
Y aún ando devanandome los sesos pensando en como abrirte los ojos y demostrarte justo lo contrario de lo que piensas y sientes: que no hay elección.
Si para algo somos libres es para elegir, y podemos elegir ser felices.
Es trabajoso,es dificil, es duro...pero es absolutamente posible, aún en las peores circunstancias.
Te lo dice alguien que ha escrito lo dicho porque conoce ambas caras de la realidad, por ser capaz de experimentar lo que tu sientes y lo que yo, ahora, sé que se puede alcanzar.
Cuando quieras hablamos, pero huye del abrazo malva....
Un beso, Antonio.

Alberich dijo...

Hace tiempo que el abrazo Malva me tiene atrapado...

Lal dijo...

Y yo te entiendo tanto, Alb....A mí también me tuvo atrapada, mucho, mucho tiempo. Y realmente sé que no se puede salir de ese abrazo. No mientras sientas que es ese abrazo el que te tiene preso. Pero un buen día, cualquier día, de pronto sientes que puedes soltarte. Pero tiene que llegar ese día. A mí me llego, a Kaken le llegó. A tí también te llegará.
Besos enormes

Celadus dijo...

Nadie escarmienta por cabeza ajena. Las cosas requieren su tiempo, como dice lal. Lo que tenga que llegar, llegará.

kaken dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros, Lal, cel, a cada uno le llega su momento.
Pero os pregunto ¿cual es el detonante? Nadie puede saberlo..
Yo no creo que lo sea, no me puedo arrogar esa facultad, pero sí sé que tengo en mi mano un billete gratis para un viaje sin retorno. Y tiene el nombre de Antonio.
No puedo saber a donde le llevará, pero tampoco me lo puedo guardar en el bolsillo y darme la vuelta.
Las cosas pasan, simplemente.
Si el decide emprender el viaje, cuento con vosotros. ;-)

Alberich dijo...

yo es que estoy totalmente perdido.No se que hacer,dónde ir ni que decir.Y ya empiezo a cansar a la gente con este tema,por eso prefiero no quejarme tampoco...
Lo único que puedo decir es que yo no deseo estar todo el día infeliz.Pasarlo mal a diario...un miedo cósmico,sin foco,que me rodea siempre.
Y ya está.
¿Me llegará el día?puede ser...pero entre tanto...pueden pasar mil cosas...la mayoría malas. :-(

Celadus dijo...

La cuestión es, Alb: ¿para ti esto supone un problema? ¿Realmente piensas que la raiz de tu infelicidad está en lo que ocurre fuera? Y si lo que te hace sentir mal está en el exterior ¿por qué no le sucede lo mismo a los demás?
Como médico sabes muy bien que muchas veces sanar es duro, que implica trabajo y esfuerzo. Por eso muchos pacientes no quieren realmente curarse, sino que les mitiguen el dolor.
Si de verdad te sientes perdido tienes manos tendidas que te pueden ayudar, siempre que estés dispuesto a ello. Y si no estás dispuesto, tampoco pasa nada, yo te voy a seguir queriendo igual.

Alberich dijo...

Estoy dispuesto...pero no se cómo hacerlo.
No veo.

Celadus dijo...

De momento tienes mi correo, así que ya sabes donde estoy. Para lo que quieras :)

Jose dijo...

Todo en esta vida va por rachas, y puede que duren más, puede que duren menos. Y en todas ellas aprendemos miles de cosas.

Pero creo que la nostalgia o la melancolia va por grados, va en la personalidad de cada uno. O tenemos propension al ayer y a lo pasado o no se tiene. Pero no creo que eso este reñido con saber mirar al frente y al futuro. Hay que dejar que cada uno decidamos en que queremos vivir y como hacerlo. Lo más importante que pueden hacer el resto es simplemente tender el brazo. Los amigos, los compañeros de verdad siempre tienen el brazo tendido.

Guaja dijo...

Se que la nostalgia forma parte de mi manera de ser, pero de alguna manera disfruto de ella, es parte de mi.

Mira Al, yo creo que Celadus a dicho algo muy importante, "Realmente piensas que la raiz de tu infelicidad está en lo que ocurre fuera? Y si lo que te hace sentir mal está en el exterior ¿por qué no le sucede lo mismo a los demás?".
En serio, piensalo, planteatelo desde ese punto de vista, ¿que es lo que realmente te hace ser infeliz?.

Pero mientras tanto, ya sabes donde estoy Antonio.